Paté de porotos rojos fermentados

Paté de porotos rojos fermentados

Este paté de porotos rojos fermentados es ideal para personas que buscan un aporte de proteínas de una fuente vegetal, carbohidratos complejos y grasas saludables. Con la ayuda de las nueces se convierte en un alimento altamente nutritivo para toda la familia. Inclusive para los bebés que ya iniciaron la alimentación complementaria y han probado legumbres y frutos secos. ¡En esta receta los porotos rojos tienen un sabor delicioso!

Beneficios del paté de porotos rojos fermentados

Los porotos rojos son un alimento que aporta una buena cantidad de proteínas, aproximadamente del 20%, a la dieta. Combinados con las nueces en una pequeña proporción nos aseguran el aporte de aminoácidos esenciales, además del aporte de hidratos de carbono de absorción lenta y grasas saludables.

También nos aportan potasio, hierro, zinc, calcio, fósforo, magnesio, molibdeno, manganeso, ácido fólico y vitamina K1.

Les comparto algunos de los beneficios de su consumo:

  • Aportan fibras, necesarias para activar la peristalsis intestinal.
  • Sus carbohidratos son complejos, por ende, son aptos para diabéticos. Además ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre (siempre y cuando la dieta sea la adecuada también).
  • Son fácilmente digeribles siempre y cuando se hidraten y fermenten previamente (insisto en fermentar las legumbres).
  • Libres de gluten.
  • Excelentes para las embarazadas y los niños por su aporte de oligoelementos y ácido fólico.
  • Ideales para personas que tienen anemia por falta de hierro fácilmente asimilable.
  • Fortalecen los riñones desde la visión de la Medicina Taoísta.
  • Buenos para la salud cardiovascular.

Además, si sumamos las nueces a esta receta estaremos agregando:

  • Más calcio, hierro, vitaminas del grupo B y vitamina E.
  • Grasas saludables, entre ellas el omega 3.
  • Un alimento muy potente para la salud del cerebro y el desarrollo cerebral saludable en los niños.

Ingredientes:

  • 1 taza grande (350cc) de porotos rojos bien cocidos (previamente fermentados).
  • 1 puñado de nueces activadas (remojadas previamente por 8 a 24hs).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva de 1ra prensada en frío.
  • 1/2 cucharadita de sal aproximadamente (es a gusto).
  • 1/4 a 1 diente de ajo crudo (opcional pero recomendable por ser un buen desparasitante y por su riqueza en Yodo).
  • 1/2 cucharada de jugo de limón
  • Agua cantidad necesaria (la mínima posible) para el procesado. Esta cantidad varía según la máquina que uses para procesar los ingredientes.
  • Una pizca de nuez moscada (opcional)
¡Puedes darle formas divertidas a tu paté!

Procedimiento

Dejar en remojo los porotos agregando una cucharada de un medio ácido (kefir de agua, kombucha, jugo de limón, vinagre vivo de manzana, etc) y fermentarlos. Se dejan 24hs aproximadamente (máximo 36hs) a temperatura ambiente. Luego los enjuagas y cocinas muy bien. Si aún no conoces estas recomendaciones que doy lee mi receta del hummus para familiarizarte con el proceso.

Procesar las nueces con el ajo, la sal, el jugo de limón, el aceite, la nuez moscada y un poquito de agua (la necesaria como para hacer una crema homogénea de nueces). Luego incorporar los porotos cocidos y seguir procesando hasta obtener la consistencia de un paté.

Disfrutalo muchísimo y nutrite sabiamente. Finalmente te recomiendo que lo guardes en un pote hermético en la heladera si te sobra. ¡Generalmente desaparece rápidamente! En invierno, en especial, no es aconsejable consumirlo frío para no desequilibrar el dosha vata (desde la visión ayurvédica). Dejalo a temperatura ambiente unas horas antes de consumirlo y acompañalo con una rica sopa crema de zapallo o verduras.

Si te gustó la receta compartila. Podés profundizar en el conocimiento de la cocina a base de plantas 100% en la Formación en Cocina Natural y Fisiológica 1 online.

¡Recuerda seguirnos en facebook, instagram y youtube!

“Respira, medita y cocina con consciencia”

Deja una respuesta