Queso vegetal básico de semillas fermentado

Queso vegetal básico de semillas fermentado

¡Hola! ¿Sabías que hay formas ricas y saludables de hacer un queso vegetal fermentado con sabor a queso y con los beneficios que aportan las semillas y los frutos secos? Aprende a elaborar preparaciones ricas en calcio asimilable, fósforo, magnesio, hierro, zinc, vitaminas del grupo B, vitamina E, ácidos grasos esenciales entre otros nutrientes.

Por qué consumir quesos vegetales:

Los quesos vegetales no son una moda no que están para ayudarnos a mejorar nuestra salud intestinal y prevenir muchos desequilibrios en nuestra salud como por ejemplo:

*alergias
*dermatitis
*problemas digestivos
*constipación
*mocos
*resfríos y cuadros gripales
*inflamación intestinal
*cáncer de mama

Además si los quesos están elaborados a base de semillas o frutos secos cuidadosamente lavados y activados obtenemos un alimentos de altísimo valor nutricional con un aporte importante de ácidos grasos saludables, proteínas vegetales y oligoelementos como el calcio asimilable, fósforo, magnesio, hierro y zinc.
Si a esto le sumamos la fermentación obtendremos quesos vegetales ricos en probióticos: bacterias beneficiosas para nuestra flora intestinal.

Aquí va la receta de un quesito básico de semillas fermentado:

Pasos para elaborar este riquísimo queso vegetal fermentado:

Ingredientes:

*2 tazas de frutos secos hidratados en agua durante 8 a 24hs. Podés utilizar castañas de cajú, almendras o nueces. Pero se puede combinar con un 25% de semillas de zapallo (desparasitante) o de sésamo blanco (rico en calcio) o girasol (rico en vitamina E).
*1/3 cucharada sopera de sal marina o del himalaya
*1 trocito de cebolla fresca o un diente de ajo
*2 cucharadas de kéfir de agua o jugo de limón
*agua cantidad necesaria para procesar

Se procesa con una procesadora potente o licuadora profesional hasta obtener una crema homogénea. Probar de sabor para ver si nos gusta con mas sal, mas condimento o lo que fuera necesario. Se deja en un bol tapado con una tela de algodón o un tul para que fermente a temperatura ambiente en un lugar cálido de la cocina durante 8-12 o 24hs si queremos un queso más ácido y fermentado. Luego se conserva en un tapper o frasco de vidrio en la heladera. Dura de 7 a 14 días sin inconvenientes.

¡Lo podés utilizar en muchísimas recetas, te va a encantar!

un bol con queso vegetal fermentado

¡Si te gustó esta receta compartila con las personas que querés y seguinos en nuestro facebook e instagram!

Deja una respuesta